De un tiempo a esta parte, cuando se habla de innovación, del presente y de hacia donde vamos, se habla mucho de “Las Tres Pantallas”. Esto es que hoy en día se supone que todos estamos pendientes de 3 pantallas a la vez: la tele, el móvil y el ordenador. Pero a ninguna le prestamos atención al 100%, es decir, usando el ordenador para el trabajo o para el ocio, o viendo la televisión, en cuanto vibra un poco todos miramos el móvil. Viendo programas de televisión a la vez tuiteamos, normalmente con el hashtag que el propio canal de televisión nos indica. Y leemos nuestro muro de Facebook cada media hora aunque en el ordenador o la tele tengamos una película de fondo. Bueno, todos hacéis eso, pero yo no, que como no tengo tele solo tengo 2 pantallas, por aquello de que siempre tiendo a ser más simple que el resto.

Pero no me veo yo con tres, porque estar pendiente de dos pantallas ya me pone muy nervioso. Porque si por ejemplo estoy hablando con alguien por Facebook desde el ordenador y alguien me habla por whatsapp, ya tengo que estar pendiente de dos conversaciones en dos pantallas y con dos teclados distintos, y me parece un coñazo. Por eso adoro las aplicaciones que te dan acceso móvil a cosas a las que también puedes acceder desde el ordenador (Facebook, Twitter, LinkedIN, DropBox/Drive, Evernote, WordPress, Hootsuite, Amovens/BlaBlaCar, PayPal o la app de cualquier banco, y los mapas o el correo electrónico) y tiendo a no utilizar las que son 100% móvil y requieren una atención especial que no puedo darle (como Whatsapp, Instagram y mil más). Evidentemente sí que entiendo que hay apps que solo tienen sentido en el móvil (como Shazam, Waze, Foursquare o AroundMe) pero son las menos.

¿Y a qué viene todo esto? ¡Uy! Sí, que me desvío del tema… Esta macro-introducción es la forma de justificar la primera de mis…

8 razones porque las que me paso a Line:

 

1.- Tiene aplicaciones de escritorio. Eso quiere decir que además de poder tener Line en tu iPhone, Android o Windows Phone, puedes instalarte un programita en tu PC o tu Mac, de tal forma que puedes hablar con gente de móvil-a-móvil, de ordenador-a-ordenador o de móvil-a-ordenador (como hasta ahora puedes hacer con Facebook) sin perder ninguna funcionalidad y pudiendo acceder al historial de la conversación aunque hubiera tenido lugar en una pantalla distinta. Vamos, que estás en casa y empiezas una conversación en el ordenador, la puedes continuar en el móvil cuando sales de casa y la retomas desde el ordenador del trabajo.

2.- Nadie te controla. Siempre estás “En Line(a)” por lo que la gente no piensa cosas como “No le voy a hablar que lleva 4 horas sin abrir el whatsapp”, “¡Qué cabrón! Me dijo que se iba a acostar y lleva dos horas más en línea” o el coñazo de “¡Ha salido el doble check! ¡Lo ha leído y no me ha contestado!” que suele ir acompañado de “¡Mira! ¡Vuelve a estar en linea y nada! Pasa de mi…”. Lo del control del whatsapp es realmente enfermizo. Y en Facebook igual, todo el mundo sabe si estás en el móvil o en el ordenador… ¡Como si les interesase!

3.- Tiene VoIP. Que vale, sí, todos tenemos el Viber instalado en el móvil, pero a mi nunca me ha llamado nadie a través de él. El hecho de que el VoIP esté integrado en Line hace que cuando vas a abrir un chat a alguien te de la opción de llamarle (¡de gratis!) así que a lo mejor te lo piensas y dices “¡Ah! ¡Pues sí! Tardo menos llamándole que escribiéndole” y lo usas.

4.- Tiene stickers. Que es una gilipollez, pero oye, lo de poder mandar un dibujito “decente” en vez de una simple carita está muy bien. Es un término medio entre un dibujo emoji del whatsapp (que no pierdes porque Line también los tiene ¡no tienes que renunciar a la caca con ojos!) y aquellos molestos “guiños” que tuvo MSN en sus últimos años de esplendor que te llenaban toda la pantalla y estaban animados y eran un rollo. En medio: los stickers del Line. Salaísimos.

5.- Es bonito. Que aunque no sirva como argumentario para convencer a nadie a usarlo, tu subconsciente sabe que con esos fonditos, esa perfecta ubicación de los elementos, esa facilidad de uso y eso-todo, estás a gustito usando algo tan agradable. Pero es que es japo, y los japos saben de esto.

6.- Tiene timeline. Una especie de muro de facebook o de twitter integrado en el que puedes colgar estados (que normalmente son stickers, la gente no se lo curra demasiado, de momento) procurando ser una red social. Dudo de su éxito, pero como mariconada es curioso. Además tiene aplicaciones secundarias como el “Brush” o el “Camera” para poder pintar a mano dibujos para luego enviar a tus amigos, o poder hacer fotos con “stickers”. Bobadas para pre-adolescentes japonesas a las que, o adoras, o quieres ser como ellas.

7.- Tiene juegos sociales. Que esto puede llegar a ser más malo que bueno, porque como empecemos todos a mandarnos regalitos y notificaciones del “Line Pop” a cualquier hora esto puede ser un drama, pero de momento está bien lo de tener un juego en tu móvil con el que picarte con tus amigos.

8.- Tiene modelo de negocio. Que esto a la gran mayoría os resbala pero a mi me gusta pensar que no van a la deriva como Whatsapp (o Twitter), que su única misión en la vida es conseguir más y más usuarios sin cobrarles por nada, perder millones y millones de dólares y confiar en que con tantos usuarios alguien vendrá un día y les comprará. Line no, Line vende packs de stickers (de Disney o de Sanrio, por ejemplo) por 1’79€ además de “vidas” para poder seguir jugando a sus (de momento dos) juegos. Además están empezando a tener cuentas verificadas de famosos y cosas así, se les ve con ganas de no quedarse parados y hacer cosas, y una aplicación viva siempre mola más.


Así que, de forma oficial, comunico que me paso a Line
y estaré pendiente de él porque ya lo tengo en el móvil, el ordenador de casa y en el del trabajo. Y el whatsapp pasará a ser eso que “miraré de vez en cuando a ver si alguien ha dicho algo”, posiblemente sentado en la taza del water.

¡Pásate a Line! Pronunciado “line”, nada de “lain” ¿eh? :)

5 thoughts on “Me paso a Line

  1. Fíjate que fui el primero de toda mi agenda en tenerlo, luego te convencí a tí, y ahora tengo a 10 :D

    Por cierto, yo lo pronuncio LAIN

    Reply
    • ¡Muchas gracias p8choladas! Nada más entrar en tu blog ya me he empezado a reir (¡acabo de volver de casa por navidad!) así que me lo guardo para cotillearte con calma… :P

      Reply

Leave a reply

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.