Tamara Enamorada
Mi ex-compi cani, los granos peninsulares y yo
No sé por qué - Band à Part | 13/10/2010 | 17:08

Durante un tiempo he tenido una compañera a la que, para no decir su verdadero nombre, llamaremos Tamara.

Tamara era cani de manual, mundo este que a mi me motiva un montón desde que trabajé en San Blas porque las inquietudes de los canis son las importantes: Familia, amistad, amor y trabajo. Los canis van de chulos pero lloran a mares si les echan de un trabajo porque tienden a esforzarse, tienen largas conversaciones con sus amigos sobre lo amigos que son, se enamoran hasta la médula hasta el punto de crear parejas totalmente dependientes y si hay problemas en la familia lo dejan todo porque la mama, el papa, un hermano o un primo los necesita. Y no me digas que tú también, porque no. No al menos de una forma tan visceral.
¿Que les gusta el flamenquito, los oros, los estupefacientes varios y los coches tuneados? ¿Y además les falla la expresión oral, la ortografía, la formación y el gusto por colores que no deberían existir? Sí, claro ¡y menos mal! Sus fallos nos convienen a todos, porque sino una comunidad tan amplia en número y con tantos valores, con un mínimo interés por la lectura y un poco de gusto estético dominarían el mundo. Y los que en teoría nos las damos de guays porque sabemos un montón de cosas sobre un montón de temas pero no tenemos ni puta idea de lo que es un amigo de verdad tendríamos que agachar la cabeza, ponernos una gorra y hacernos un piercing en el labio para pasar un poco desapercibidos, pero no lo lograríamos nunca del todo: siempre tendríamos más grasa que fibra.

El caso es que yo he aprendido un montón trabajando con Tamara, como por ejemplo la palabra "chuscar" con la que puedes cantar cosas como "¡Yo quiero chuscar toda la noche! ¡Chusca chusca chuscando chu! ¡Chusca chusca chuscando... hey!".

Pero Tamara era todo dramas y me tenía a mi como consejero emocional. Ella me explicaba las cosas en su idioma y yo, que en poco tiempo ya tenía el oído hecho y la entendía, lo traducía a castellano tradicional, y ella me decía "¡Como me entiendes y qué bien te expresas!". Y es que Tamara acaba de echarse novio, y ella tenía muchas dudas sobre los tíos y claro, no entendía muy bien a qué se refería su churri en cuestión cuando le hablaba de agobios y utilizaba de forma totalmente aleatoria la palabra "relación", así que yo la traducía, ella me decía lo que quería contestar, y yo la ayudaba... Así hasta el punto de que un día era yo el que hablaba a través del Tuenti (por supuesto) con el chaval en cuestión mientras ella barría y me iba diciendo lo que debía ponerle.

El caso es que un día, a punto de formalizar todo el tema, me dijo que cómo podía saber si le quería o no, que no sabía si decirle "te quiero" o no. Y yo le dije que se imaginase que al chaval en cuestión le había salido en la espalda un grano horrible, muy muy grande, una enorme pelota blanca que vibraba y que se podría reventar únicamente con una mirada directa. Uno prácticamente esférico, unido únciamente al cuerpo por una pequeña base, un grano península, una guarrería extrema que podría protagonizar él solito una película de terror, el grano de tus peores pesadillas. Y que, de repente, con todo el riesgo de que sea lo que sea que tuviera dentro le saltase a los ojos, el chaval le dijera que se lo explotase, que él no llegaba... ¿Qué haría?

Y en vez de vomitar le mandó un mensajito diciéndole que le quería.
Y yo la voy a echar de menos. Porque la han despedido, por cani.

(( Jgts ))

Uno

13/10/2010  |  19:33

Y que al terminar de leer esto a uno le parezca que es algo super romantico...

ktx

13/10/2010  |  21:16

todos tenemos que aprender de los demas, aunque sean "canis" (txonis, por estos lares)

ace76

14/10/2010  |  12:55

El amor es reventar el grano a la persona amada sin poner cara de asco... Es una buena metáfora, :-D

Ralz

14/10/2010  |  13:58

Aggghh, me ha dado un poco de asquito tu descripción del grano.

Parangnabi

22/10/2010  |  23:22

a mí si que me han entrado ganas de vomitar ....

Now you!

95 Cosas que debes saber
19/08/2009 - 16:50