Infiel a Susana
Mis dentistas caros, mis dentistas baratos y yo
Playmate to Jesus - Aqua | 28/10/2011 | 2:59

Hace cosa de 3 años me recorrí la práctica totalidad de los dentistas de mi barrio y de los tres o cuatro distritos aledaños... ¿El motivo? Buscar quien me sacara de urgencia una muela que se me había partido. Ya entonces lo describí como la peor experiencia de mi vida y a día de hoy sigue siendo así, todo un drama con una clínica clandestina como escenario y una protagonista argentina que en verdad no era dentista, pero que había aprendido el oficio de trabajar mucho tiempo con su hijo, que en teoría sí que lo era, aunque desde lejos yo leía en el título de la pared que mas bien era arquitecto. Pero esa horrible experiencia me hizo pedir cita en todas las clínicas dentales a 5km a la redonda (o eso decía la web de páginas amarillas) para que me hicieran una revisión de estas de "primera consulta gratuita". Pero... ¿De verdad tenía la necesidad de que todos los dentistas de la ciudad me metieran las manos en la boca? No, lo que yo quería era verles la pinta para ver que me daban confianza, oler sus instalaciones para comprobar que no olían a nada (o, en todo caso, que lo hacían a cosas limpias) y saborear sus guantes y utensilios varios para comprobar que no sabían a las babas de otros y que así, cuando necesitara un dentista, saber a cual debía acudir. Y así conocí a Susana, a la que elegí de entre los mejores por su cuidado branding personal, que a mi es lo que me gana, llamadme friki.

Susana ha sido mi dentista durante todo este tiempo. Hemos sido muy felices juntos. Me ha empastado muelas con un mimo fuera de lo común, usando cosas raras super modernas y molonas. Pocas cosas os habréis metido en la boca más agradables que los dedos y juguetitos de esta mujer. Y fue ella quien me presentó a su compi cirujano, que me drogó hasta el extremo (con derivados opiáceos, inyecciones varias y todo lo duro) para que cuando me tuviera que sacar una muela del juicio (que me jodió por completo 10 días de mi vida, 240 horas irrecuperables) no me doliera ni un poquito. Y no me enteré. Vamos, que mi relación con Susana ha sido muy bonita, tanto los dos solos como en tríos con su partenaire. Pero muy cara. Joder, como le gustan los euros a la Susi. Que se los merece, ojo, pero es que yo ahora mismo no estoy para clínicas pijas, así que muy a mi pesar, voy a ser infiel a Susana y me voy a ir con otro. Porque el otro día fui a verla por una cosa que yo creía que era fácil, y después de mirarme (y complicarme la existencia) me dio un presupuesto de estos que te tienes que releer porque crees que no pueden ser verdad. Así que llamé a mi madre, que como toda madre tiene recursos para todo, y puso voz de mafiosa y me dijo "Déjame que haga una llamada y ahora te cuento". Y me colgó. Y llamó a alguien. Y luego me llamó a mi y me dijo: "¿Vallecas te pilla muy lejos?". Así que ya tengo dentista nuevo, en Vallecas, al que voy a conocer mañana. Porque resulta que es la hija de una amiga de mi madre, y por todos es sabidos que, a la gente en general no lo tengo tan claro, pero a las madres de la gente le caigo de puta madre. Porque soy super formalito, y super educado y super todo lo que quiere una madre que sean los amigos de sus hijos. Así que voy super confiado porque sé que me van a tratar super bien, porque esa mujer se está jugando su herencia, que una madre ajena, por Jgts, es capaz de cualquier cosa.

(( Jgts ))

Now you!

95 Cosas que debes saber
19/08/2009 - 16:50